En un mercado escaso y hambriento de pitcheo abridor, ahí se encuentra Kyle Lohse - bajo la tentación de que ha sido un pitcher fiable que lanza para contacto y consume innings a lo grande, pero alarmante en que su costo amenaza con exceder el valor de esas habilidades.

Por lo tanto, es difícil pronosticar cómo se desarrollará el mercado de Lohse en los próximos días. Aun cuando Zack Greinke, el venezolano Aníbal Sánchez, Ryan Dempster, Dan Haren, y otros, ya han sido firmados, poco se sabe o se rumora acerca del potencial destino de Lohse. Pero ahora que Edwin Jackson ha pactado con los Cachorros por cuatro años y US$52 millones, Lohse es el único abridor de élite disponible en la agencia libre - y por mucho.

La lentitud con la que la situación de Lohse se ha desarrollado es de alguna forma típica de los clientes del agente Scott Boras.

"Es sorprendentemente lento", expresó un evaluador de la Liga Nacional acerca del mercado de Lohse. "Parece que está esperando a que el mercado culmine, pero eso podría ser una táctica peligrosa para un veterano como él".

Quizás Lohse es visto como una especie de opción de emergencia para aquellos equipos que aún tienen en mente adquirir un buen brazo mediante un canje. Pero de un momento a otro, alguien va a desembolsar la chequera para llegarse al precio a Lohse e integrarlo a la parte media o frontal de su rotación.

La interrogante, por supuesto, es qué obtendrán exactamente de esa inversión.

Lohse tuvo foja de 16-3 con una efectividad de 2.86 y 211 innings en 33 aperturas para los Cardenales, finalizando en séptimo lugar en la votación para el trofeo Cy Young por la Liga Nacional. Y si nos detenemos ahí, sus números lucen brillantes, ¿cierto?

Si retrocedemos un poco, podemos ver que Lohse tiene marca de 30-11 y EFE de 3.11 en 63 aperturas en las últimas dos campañas. El sitio de estadísticas Baseball Reference nos dice que el derecho lanzó un 22% mejor que el promedio de la liga en ese periodo.

Entonces ahora tenemos una semblanza de su historial a corto plazo, una clase de prueba de que su actuación el año pasado no fue mera casualidad. Sólo por diversión, ¿desea usted escuchar los nombres de tres lanzadores que registraron un promedio de efectividad ligeramente mayor en el mismo periodo de dos años? CC Sabathia (3.17), Roy Halladay (3.21) y el venezolano Félix Hernández (3.27). Oh, ¿y Zack Greinke? El pitcher de $147 millones de los Dodgers? Tuvo una EFE de 3.63.

La minuciosa exanimación de los números de Lohse ciertamente lo convierten en esa tentación antes mencionada.

Pero, naturalmente, existen otros factores a tomar en cuenta aquí, mismos que podrían afectar la extensión de cualquier compromiso con Lohse.

Primero, existe una compensación de una selección del Draft atada a Lohse. Los Cardenales le hicieron una oferta eliminatoria de $13.3 millones por un año al final del 2012, y Lohse la rechazó. Por lo tanto, cualquier equipo que lo firme tendrá que ceder una selección del Draft.

Luego hay que ver el historial de Lohse antes de su llegada a San Luis en el 2008: Un récord de 63-74 con efectividad de 4.82, promediando 166 innings por año y registrando un promedio de efectividad avanzado 5% por debajo del promedio de la liga, de acuerdo con Baseball Reference.

Claramente, eso nos demuestra que Lohse se encontró en su elemento en la Ciudad del Arco. El derecho prácticamente revivió su carrera después de someterse a una extraña cirugía en su antebrazo en mayo del 2010. Quien se interese en los servicios de Lohse tendrá que arriesgarse a que el derecho muestre el mismo nivel, y también vale la pena tener en mente que el veterano no ha lanzado en la Liga Americana desde el 2006.

La edad de Lohse - cumplió 34 años en octubre - complica aún más su caso. Su recta ya no es la misma y, aunque posee un efectivo slider de 85 millas por hora, su poder ponchador ya no está ahí.

Sabemos cuáles son los equipos que están necesitados de pitcheo abridor, y, igual de importante, sabemos cuáles son los clubes que tienen el poder económico para contratarlo. Aun así, Lohse permanece como un objetivo difícil de predecir.

Los Medias Rojas tienen la necesidad y la capacidad económica. Pero, ¿qué tanto afectará el cambio del Busch Stadium al Fenway Park en el promedio de jonrones aceptados de Lohse, el cual fue de 0.8 por cada nueve entradas el año pasado?

Lo mismo pasa con los Rangers. Pero ellos también tienen el mismo caso con el factor estadio, y el vacío en su rotación pudiera ajustarse mejor a un pitcher de su sistema como el venezolano Martín Pérez o Justin Grimm.

Un equipo que lucía ideal para Lohse eran los Angelinos. Las dimensiones del estadio ahí no son problema, y su defensa es capaz de convertir el estilo de Lohse de lanzar para contacto en una fortaleza. Pero después de que los Angelinos adquirieron al zurdo Jason Vargas de los Marineros el miércoles, las posibilidades de firmar a otro abridor de categoría mermaron considerablemente.

¿Y qué hay de los Indios? Sus agresivas ofertas a Shane Victorino y Nick Swisher dejaron en claro que cuentan con el poder económico para atraer peloteros en la agencia libre, y también estuvieron detrás de Jackson. Su quinteto abridor, aun con la adición del aclamado prospecto Trevor Bauer, es un tanto dudoso.

A final de cuentas, lo mejor para Lohse pudiera ser quedarse en el mismo lugar en el que tuvo los mejores años de su carrera. Los Cardenales cuentan con una flexibilidad notable este invierno. Pero con dudas acerca de si su as Chris Carpenter aguantará la carga de toda una temporada, si el hombro del mexicano Jaime García será un problema y si Lance Lynn tiene la capacidad de mantener el rol de abridor durante una campaña completa, después de todo, Lohse podría ser una opción para San Luis. Y obviamente la compensación del Draft en este caso en particular no sería un problema para los Cardenales.

Observaremos con interés el desarrollo de este caso. Porque mientras el análisis avanzado nos deja claro que un equipo estaría dispuesto a pagar un alto precio por Lohse, la tentación, junto al precio, son muy elevados.