(AP)

TAMPA, Florida - Tino Martínez había recibido varias ofertas de trabajo del dueño de los Marlins, Jeffrey Loria, en los últimos años, además de varias otras organizaciones.

Ahora, Martínez decidió que ahora es el momento y Miami es el lugar indicado.

El ex toletero de Grandes Ligas fue nombrado coach de bateo de los Marlins en noviembre. A pesar del éxodo de estelares de Miami y sus expectativas modificadas para el 2013, Martínez ha expresado mucho entusiasmo en torno a su primer puesto tiempo completo como coach de Grandes Ligas.

"La idea era que (Loria) iba a formar un equipo joven, salir de todo el mundo y reconstruir por completo", dijo Martínez, "y quería que nosotros ayudáramos a reconstruir al equipo. Pensé que para mí, como coach en mi primer año, sería una excelente situación para trabajar con los jugadores jóvenes.

"No sólo se trata de bateo, sino el juego entero", continuó. "Cómo ser un profesional todos los días, cómo atacar el juego y todo eso. Teníamos la oportunidad de afectar sus carreras nacientes."

Además de rechazar "dos o tres" ofertas de Loria en los últimos cinco años, Martínez también dejó pasar una oportunidad de ser coach en los Medias Rojas.

"Sí, pude haberlo hecho...fue otra gran oportunidad", relató Martínez, quien luego de su carrera como jugador ha sido asistente especial en los Yankees y analista en el YES Network. "Ponderé eso, pero al fin y al fin y al cabo quería la oportunidad de trabajar con este equipo joven en Miami, cerca de mi casa en Tampa. Entonces, estoy entusiasmado con esto."

Claro, no será una tarea fácil para el cuatro veces campeón como pelotero de los Yankees. Los Marlins fueron uno de los peores equipos ofensivos de la Liga Nacional en el 2012, y eso fue antes de enviar a José Reyes y a otros estelares a los Azulejos. En Miami queda un solo bateador dominante, Giancarlo Stanton, quien ha sido mencionado en varios rumores de cambio también.

Los Marlins anotaron 609 carreras la temporada pasada, superando sólo a los Astros en el Viejo Circuito. Los Peces tuvieron promedio colectivo de .244 para ocupar el 13er lugar entre 16 equipos de la Nacional. Batearon .234 con corredores en posición de anotar, otra área que Martínez buscará mejorar en los entrenamientos.

"Es difícil ser coach de bateo, pero (en Miami) hay muchos jóvenes", expresó Martínez. "La mitad de nuestro equipo va a ser compuesto de jugadores de primer o segundo año, entonces, tendremos la oportunidad de enseñarles.

"Espero que escuchen y que quieran seguir aquí y tener una larga carrera", continuó. "Es una gran oportunidad para mí, tratar de afectarles de una manera positiva al principio de sus carreras."

Martínez, quien bateó .271 con 339 jonrones en 16 años en Grandes Ligas, podría estar en la primera parte de su carrera como coach también. El ex primera base de 45 años no descarta la posibilidad de convertirse en manager algún día, aunque dejó en claro que su enfoque ahora es darles orientaciones a sus pupilos en Miami.

"Vamos a ver", dijo al respecto. "Haré este trabajo este año. En algún momento creo que quisiera (dirigir en Grandes Ligas), pero tendría que ser la situación indicada. Vamos a ver cómo va este años-o dos años, seguro-y de ahí partiremos."