Carlos Beltrán, uno de los cañoneros de los Cardenales.

MILWAUKEE - Durante el primer mes de la temporada del 2013, los Cardenales fueron llevados por su pitcheo abridor.

Se ha documentado bastante los problemas del bullpen de San Luis; además, la ofensiva no ha producido tanto como se esperaba. Pero cuando uno ve las posiciones de la División Central de la Liga Nacional, ahí están los Cardenales en el primer lugar como récord de 17-11.

Están en la cima porque después de 28 partidos, los abridores de San Luis encabezan las Grandes Ligas con efectividad colectiva de 2.09-casi una carrera menos que los de Boston, que se encuentran en el segundo lugar.

Los Cardenales cuentan con tres lanzadores dentro de los primeros 10 de la Nacional en promedio de carreras limpias: Jake Westbrook, Adam Wainwright y Shelby Miller.

Y eso que no están lejos el mexicano Jaime García y Lance Lynn.

Uno se imaginaría que en algún momento el relevo del equipo se arreglará y la ofensiva arrancará. La alternativa sería que la rotación siguiera lanzando como lo viene haciendo durante 162 partidos.

"¿Por qué no?" dijo el manager de San Luis, Mike Matheny, al preguntársele sobre esa posibilidad. "Eso es lo que quiero que crean nuestros lanzadores. No quiero que nadie allí piense que no sea posible. Han enseñado de lo que son capaces y ésa es la expectativa."

El jueves, Westbrook logró su victoria número 100 de por vida, llegando a lo que dijo era su meta a largo plazo.

¿Resolverán los Cardenales los otros problemas para apoyar a su gran pitcheo abridor? El bullpen sigue siendo una obra en progreso, aunque Trevor Rosenthal parece haberse adueñado del octavo inning y el venezolano Edward Mujica, el "Plan C" como cerrador, está de 7-7 en oportunidades de salvamento.

En cuanto a la ofensiva se refiere, hay que pensar que responderá. El lineup está repleto de bateadores con la habilidad demostrada de tener éxito en las Grandes Ligas.

"Ves nuestra alineación", dijo Matheny. "Luego escuchas cómo los otros equipos hablan de nuestro lineup. Cuando dices que esperas mucha producción, pues eso es lo que esperan estos muchachos también y por eso a veces ves cierta frustración. Ellos saben que pueden ser mejores, y por eso están trabajando para ser mejores."

De hecho, en esta serie entre los Cardenales y los Cerveceros, la oposición expresó justo lo que dijo Matheny.

"No están bateando tanto como sabemos que pueden hacerlo", manifestó el dirigente de Milwaukee, Ron Roenicke. "No estamos subestimando esa ofensiva sólo porque no estén bateando ahora mismo."

El jueves, San Luis anotó seis carreras en la tercera entrada-todas con dos outs.

"No creo que tengamos que depender exclusivamente de hits oportunos durante toda la temporada", dijo Matheny. "Creo que hay más ahí; todo el mundo lo sabe. Pero ahora mismo los felicito por poner esas carreras en la pizarra cuando no están en su mejor momento."

Con un pitcheo abridor de tanta calidad, el resto del equipo puede volver a su nivel y las cosas saldrán bien.