Yasiel Puig.

LOS ANGELES - Por necesidad y, tal vez, urgencia, la gerencia de los Dodgers decidió subir desde liga menor al jardinero cubano Yasiel Puig.

Con Matt Kemp en la lista de lesionados y Carl Crawford con calambres en una corva, el manager Don Mattingly necesita otro jardinero en salud.

Los conocedores de los mejores prospectos de liga menor han hecho un llamado por un ascenso de Puig a las Grandes Ligas, pero con Kemp, Crawford y Andre Ethier como titulares en los jardines de Los Angeles, no era de lo más fácil empezando el 2013.

Sin embargo, con las tantas lesiones, el camino se le ha abierto al cubano, calificado por MLB.com como el mejor prospecto de la organización de los Dodgers.

"De lo que vimos en los entrenamientos, no es algo malo esto", dijo Mattingly. "Antes, iba a ser difícil incluirlo en el lineup, pero eso ya no es factor. No quieres que él esté sentado. El hecho de poder ponerlo en la alineación y que vaya a agotar sus turnos lo hace todo más fácil para mí."

De su parte, Puig tuvo una actuación brillante en la Liga del Cactus. Siguió eso con un bateo tórrido en Doble-A Chattanooga, donde tuvo promedio de.313 con ocho jonrones, 12 dobles, tres triples, 37 empujadas y 13 bases robadas en 40 partidos. Se ponchó 29 veces y recibió 15 bases por bolas.

En los entrenamientos, Puig no aceptó boleto en 58 veces al plato, pero bateó .517 en 27 juegos. Dio cinco dobles, dos triples y tres cuadrangulares, impulsando 11 carreras.

"No vas a querer hablar tanto de él que al final le sea difícil cumplir con las expectativas", dijo Mattingly. "En mi mente, sigue siendo un pelotero joven, obviamente con un gran potencial.

"Aún falta tanta temporada y no quiero decir las cosas a la ligera", continuó el capataz. "Pero vieron el año pasado los Angelinos y Mike Trout, quien subió y las cosas cambiaron mucho debido a lo que él traía. Es injusto decir que eso vaya a pasar aquí, pero (Puig) podría causar un gran impacto."

Puig fue firmado por los Dodgers en el verano del 2012 a un contrato de Grandes Ligas de siete años con un valor de US$42 millones. En ese momento se creía que los Cachorros estaban en la contienda para procurar los servicios del cubano.

El monto de US$42 millones fue considerado excesivo por la mayoría de las gerencias de equipos de Grandes Ligas, pero los Dodgers necesitaban bateadores de impacto en su sistema de liga menor y querían hacer un movimiento de impacto luego de varios años de ignorar el mercado internacional.

Con un cuerpo como el de Bo Jackson, Puig tiene bastante poder, velocidad, la habilidad de atrapar la bola y el brazo de un jardinero derecho. Pero con una experiencia limitada en el béisbol de los Estados Unidos, el talento crudo del cubano no se conocía mucho cuando Puig salió de su país.

Pero el famoso scout de los Dodgers, Mike Brito-junto con el vicepresidente de escuchas del equipo, Logan White-observó a Puig durante una práctica el año pasado en la Ciudad de México. Después de eso, White y los Dodgers persiguieron de manera agresiva a Puig y al final lo firmaron.