Joakim Soria

MÉXICO -- "Fue un tiempo muy largo pero a final de cuentas ya empezamos a lanzar", fueron las primeras palabras del relevista mexicano Joakim Soria al preguntarle su situación tras haber iniciado con sus salidas de rehabilitación en las sucursales de los Rangers de Texas, que en los próximos días lo tendrán de regreso en un diamante ligamayorista 20 meses después de su última aparición.

"Me he sentido muy bien y gracias a Dios me he sentido así porque he trabajado muy fuerte, he estado preparándome para poder regresar y se están dando las cosas positivas y esperemos estar pronto en el equipo grande", continuó el derecho.

En esta respuesta Soria engloba el vía crucis por el que ha pasado desde el 18 de marzo de 2012, cuando en una rutinaria salida de preparación durante el Spring Training tuvo que dejar el juego frente a los Indios de Cleveland por un dolor en el codo derecho, una molestia que señalaría un daño en el ligamento que lo hizo pasar por el quirófano para someterse a su segunda operación Tommy John. Eso significaría estar al menos un año fuera de acción para poder recuperarse.

Tras recuperarse inició con el trabajo físico en octubre del año pasado, y para abril ya estaba lanzando bullpen. El regreso estaba programado para finales de mayo o principios de junio, pero llegó otro imprevisto: una lesión en el pectoral.

"Era mi primer juego simulado con el equipo en el terreno, en el segundo pitcheo me jalé el pectoral y eso me impedía levantar el brazo. Fue una recaída que hizo que me tomara un poco más de tiempo para estar listo, pero ya estamos bien ahora", explicó Joakim.

Con ese trago amargo superado, Soria volvió a subir a un montículo en un juego real el jueves 20 de junio, con el equipo Doble A en Frisco, donde lanzó el domingo 23. Tiró una entrada sin problemas en ambos choques. El miércoles actuó con el equipo de la Liga Rookie en Arizona y el fin de semana los hizo con la escuadra Triple A, con quienes lleva dos tandas de labor, un hit y tres ponches.

Ahora esperará a la decisión del equipo sobre lo que sigue, donde se espera que esté de regreso en MLB en los próximos días.

Además de todo el trabajo físico, ¿qué trabajaste del aspecto mental para superar toda esta rehabilitación?

"Lo más difícil e importante es que hay que estar paciente, ir en la rehabilitación poco a poco con el apoyo de la familia que está a mi lado y eso es parte importante en todo esto, en la recuperación en la parte mental".

Tras una dura rehabilitación parecía que estabas casi listo y te lesionaste el pectoral, ¿qué pensaste en esos momentos? "Fue un poco frustrante pero a final de cuentas uno debe de demostrar la madurez que tiene tras tener más tiempo en esto lo que te da la capacidad para digerir mejor las cosas para salir adelante. Aquí hay que verle las cosas positivas a lo negativo, ahorita me siento mucho mejor y a lo mejor ese tiempo extra que me tomé me ayudará a recuperarme de mi codo".

Además del trabajo que tú hiciste, ¿cuánto te ayudó que el equipo no te presionara para volver antes?

"Desde un principio, antes de firmar con ellos, tuvimos el acuerdo de que no habría presión para volver a jugar y les estoy muy agradecido, porque no me ha empujado para que salga más rápido sino que me ha dado la confianza para que me recupere mejor para que a la hora que esté listo los ayude yo dentro del campo".

El jueves pasado volviste a lanzar en un juego tras 15 meses sin hacerlo, ¿cómo te sentiste?

"Muy emocionado de que todo esto finalmente había llegado, ya estaban pitcheando de nueva cuenta con jugadores, con umpires, con bateadores, no me dio tiempo de ponerme nervioso ni nada porque había trabajado mucho para eso que ya lo quería hacer, quería estar ahí, quería pitchear".

En estos momentos, ¿cuál es la clave para saber cómo estás y qué sigue?

"Depende de cómo me vaya sintiendo los días después de que lanzo, aquí la clave es como me siente después de que lance días consecutivos será el punto de quiebre donde ellos decidirán si estoy lanzando bien, si me hace falta trabajar en algo o ver qué es lo que sigue y dirán cuando reportaré con el equipo".

¿En qué punto sientes que estás en el largo camino que has tenido que pasar?

"Ya estoy a un paso y vamos a tratar de seguir así, dando pasos firmes para regresar y ya quedarme todo el tiempo en Grandes Ligas".