Albert Pujols. (Gus Ruelas/AP)

ANAHEIM, California -- Albert Pujols no está listo para dar por concluida su segunda temporada con los Angelinos de Los Angeles.

El primera base dominicano dijo el jueves que quiere regresar cuando se recupere de su ruptura parcial de ligamento en la fascia plantar, sin importar dónde se encuentre su atribulado equipo en la tabla de posiciones. A pesar de que cualquier posibilidad de regreso está todavía a semanas de distancia, Pujols se siente motivado por la ausencia de dolor en el pie izquierdo desde que ingresó en la lista de lesionados el domingo.

"Todavía falta un largo camino hasta que se termine la temporada, así que no quiero decir que ya estoy descartado para la campaña", dijo Pujols parado en el túnel fuera de la sede del club en el Angel Stadium, con su pie izquierdo en una bota ortopédica.

Los Angelinos han determinado que Pujols no necesitará cirugía en el pie, que le ha molestado toda la campaña. El tres veces jugador más valioso de la Liga Americana se desgarró parcialmente esas adoloridas fibras musculares el fin de semana después de correr luego de batear un sencillo en Oakland.

Muchos asumieron que la temporada del toletero había terminado, con los Angelinos sumergidos en su segunda campaña decepcionante desde que el otrora astro de San Luis se unió a la nómina. Pujols podría aprovechar los dos meses adicionales entre temporadas para descansar su pie de cara a los entrenamientos de primavera, cuando tendrá 34 años de edad y ocho campañas restantes en el tercer contrato más largo en la historia del béisbol.

De ninguna manera, afirma Pujols. A pesar de que tendrá que usar una bota ortopédica otras tres semanas, espera volver cuando le den luz verde.

"Cosas como ésta sólo tienes que descansarlas, y espero que mejore", dijo Pujols. "Sé que va a mejorar, ya que el fin de semana me estaba sintiendo bien. Y en cuanto a dolor, si te digo la verdad, en una escala de cero a 10, es probable que sea alrededor de 1. Estaba jugando con 7 u 8 en la temporada, por lo que es realmente algo que sólo va a tomar algún tiempo, y yo voy a ver cómo se siente cada día".

Pujols dijo que quiere volver para las últimas semanas, a pesar de que la temporada prácticamente acabó para los Angelinos, que tienen una foja de 48-58.

Los Angeles ha perdido seis partidos consecutivos para caer a 14 juegos del primer lugar en la División Oeste de la Liga Americana, y sus esperanzas de ir a los playoffs ya languidecen cuando faltan dos meses para terminar la temporada regular.

La lesión de Pujols lo obligó a comenzar como bateador designado en 65 de sus 99 partidos esta temporada. Está bateando .258 con 17 jonrones y 64 carreras impulsadas, lo que significa que probablemente va a terminar con menos de 30 jonrones por primera vez en sus 13 campañas en las mayores.

Pujols nunca ha jugado menos de 143 partidos en una temporada de Grandes Ligas, pero el toletero con 492 jonrones en su carrera mantiene la esperanza de aumentar un poco más esa cifra en las últimas semanas, aunque los Angelinos se encaminen a su cuarto año consecutivo fuera de los playoffs.