José Tábata. (AP)

PITTSBURGH - Los fanáticos de los Piratas vieron con mucho interés la falta de actividad de Pittsburgh en la fecha límite del 31 de julio para cambios sin el proceso de waivers.

El único hueco aparente en los Bucaneros era cierta falta de producción ofensiva del puesto de jardinero derecho. El gerente general de Pittsburgh, Neal Huntington, llamó la atención al decir que estaba "dispuesto a hacer algo bruto, pero no loco".

Entonces, ¿qué pasó mientras Huntington "se ponchaba" en el mercado de cambios? Los Piratas siguieron ganando.

Su récord de 6-2 la semana pasada contó con cuatro victorias sobre los Cardenales y en ese lapso se vio el impacto de dos jugadores que pudieron haber perdido sus puestos si Pittsburgh hubiera ejecutado un canje: Alex Presley y el venezolano José Tábata. Entre los dos, batearon .306 con seis anotadas y tres empujadas.

Ese dúo tenía que ser lo que calificaba tanto Huntington como el manager Clint Hurdle como lo que tenían los Piratas "guardado" en el bolsillo mientras pasaba la fecha límite de cambios.

"Nunca, jamás estuvimos en una posición desesperada", dijo Hurdle. "Hablamos toda la semana sobre los otros muchachos y cómo podían encenderse. Es posible que Presley y Tábata hayan encontrado la manera de triunfar".

Agregó Huntington: "Es algo grande ver a esos muchachos dar algunos hits importantes y hacer jugadas clave. Es lo que necesitamos. Es parte del porqué creíamos en este club y no hicimos nada desesperado.

"Ellos han dado señales de ser la respuesta de ahora en adelante, pero no lo han hecho de una manera tan consistente-entonces, vamos a ver qué tan consistentes pueden ser."

De cara a la fecha límite de cambios, el énfasis era adquirir a un bateador derecho de poder. Tomando en cuenta eso, Tábata podría ser una parte importante de la respuesta. El sábado conectó jonrón y triple. También le llamó la atención a Hurdle con un gran corrido de bases hacia el plato con un toque de Josh Harrison.

"Jugó la clase de partido que todos queríamos ver", dijo Hurdle. "Ese deslizaje en el home fue la clase de jugada que te motiva a pararte".