TORONTO -- El intermedista dominicano de los Yankees, Robinson Canó, abandonó el juego del martes contra los Azulejos de Toronto en la primera entrada, cuando fue golpeado en la mano izquierda por un lanzamiento del zurdo J.A. Happ.

Canó se lastimó al recibir el pelotazo cerca de la muñeca, del lado externo. Luego que el kinesiólogo examinó a Canó, el pelotero permaneció en el encuentro para correr en las bases y anotó en un jonrón de tres carreras de su compatriota Alfonso Soriano.

El camarero, quien batea para .305 con 24 vuelacercas y 85 impulsadas, abandonó después el dugout junto con Donohue. Otro quisqueyano, Eduardo Núñez, lo reemplazó en la parte baja del episodio.

Canó es el segundo jugador de los Yanquis que recibe un pelotazo de Happ este año. El jardinero Curtis Granderson se perdió 38 juegos por una fractura de la muñeca derecha, después de ser alcanzado por un lanzamiento del serpentinero durante un juego de pretemporada, en febrero.