SAN LUIS - Por segundo año consecutivo, el toletero venezolano de los Tigres, Miguel Cabrera, ganó el Premio Hank Aaron como el bateador más destacado de la Liga Americana.

El primera base de los Diamondbacks, Paul Goldschmidt, fue galardonado en la Nacional.

Cabrera terminó la temporada regular del 2013 con promedio de .348, para ganar su tercer título de bateo de la Americana en forma consecutiva. El tercera base conectó 44 jonrones y empujó 137 carreras además de ser líder del Joven Circuito en porcentaje de embasarse (.442), slugging (.636) y OPS (1.078).

Aunque se quedó corto de una segunda Triple Corona de bateo seguido en la Americana, el maracayero se expresó contento con este premio.

"Es un gran honor", dijo Cabrera. "Nunca espero ganar galardones. Espero ganar juegos y siempre salgo a ganar un campeonato. Creo que este premio es para todo el equipo, porque sin mi equipo, no puedo poner los números".

De su parte, Goldschmidt bateó .302 con 36 dobles, 36 cuadrangulares, 125 impulsadas y 103 anotadas. Encabezó la Nacional en slugging (.551), extrabases (75), empujadas y total de bases alcanzadas (332).