Robinson Canó (Chris O'Meara/AP)

ORLANDO, Florida-- La reunión anual de gerentes generales de las Grandes Ligas comenzó el lunes, cuando las ofertas presentadas por los equipos, de 14,1 millones de dólares cada una, fueron rechazadas por los 13 agentes libres que las recibieron, un grupo en el que figuró el dominicano Robinson Canó, de los Yanquis de Nueva York.

Por los Yanquis, rechazaron también las ofertas Curtis Granderson y el japonés Hiroki Kuroda. Por los Medias Rojas, flamantes campeones de la Serie Mundial, hubo negativas de Jacoby Ellsbury, Mike Napoli y Stephen Drew.

Los otros peloteros que rechazaron las ofertas fueron Brian McCann, de Atlanta; Shin-Soo Choo, de Cincinnati; el boricua Carlos Beltrán, de San Luis; el cubano Kendrys Morales, de Seattle, así como los dominicanos Ubaldo Jiménez, de Cleveland; Ervin Santana, de Kansas City, y Nelson Cruz, de Texas.

"No pienso que sea particularmente sorpresivo que todas las ofertas hayan sido rechazadas", comentó el gerente general de los Medias Rojas de Boston, Ben Cherington.

Sandy Alderson, gerente general de los Mets de Nueva York, interpretó las negativas como un indicador de un posible mercado alcista.

"Esto nos lleva a calcular un tanto sus expectativas", señaló.

Si un jugador que rechazó la oferta termina contratado por otro equipo, su club anterior recibiría una selección adicional en el draft al final de la primera ronda, en junio próximo. Los 22 jugadores que recibieron ofertas válidas las han rechazado durante los dos años transcurridos desde que se aplicó el nuevo sistema.

"Cuando hicimos las ofertas válidas, no esperábamos que alguien las aceptara. Nos alegraría si uno lo hiciera", dijo el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman.