Ned Colletti. (Nick Ut/AP)

ORLANDO, Florida - El gerente general de los Dodgers, Ned Colletti, compara el aparente superávit de jardineros en Los Angeles a lo que parecía lo mismo con los lanzadores abridores del equipo hace un año.

"Hasta que sepamos que estén en salud, es difícil cambiar a alguien", dijo Colletti en las Reuniones de los Gerentes Generales al hablar de los rumores de que los Dodgers podrían cambiar a uno de sus guardabosques. "Llegamos a los entrenamientos (del 2013) con ocho abridores y todos decían que teníamos que cambiar a algunos de ellos. Pero pronto (después de las lesiones de Chad Billingsley, Josh Beckett, Ted Lilly y Chris Capuano ), no teníamos suficientes brazos.

"Ya veremos qué pasará", continuó el ejecutivo. "Tenemos que estar cubiertos a nivel del equipo grande. Tenemos que contar con jugadores que vayan a ser productivos para nosotros. Cuando están en salud, son cuatro jardineros muy buenos".

Pero eso no es así ahora. La gran interrogante es Matt Kemp, quien acaba de terminar su segunda temporada consecutiva limitada por las lesiones. Se operó dos veces este año-una para repararle un hombro artrítico y otra para repararle un hueso fracturado en el tobillo izquierdo que podría amenazar su carrera. Los Dodgers no conocerán el diagnóstico definitivo de Kemp durante varios meses.

A Kemp le restan seis años y US$128 millones en su contrato. A Andre Ethier le quedan cuatro años y US$71.5 millones, mientras que Carl Crawford aún está firmado por cuatro años y US$82.5 millones y el cubano Yasiel Puig por cinco años y US$26 millones.

Mientras tanto, los Dodgers continúan monitoreando la situación del lanzador japonés Masahiro Tanaka, cuya disponibilidad no es segura ahora mismo porque MLB y los directivos del béisbol japonés aún no acuerdan un nuevo sistema de posta. Cambiar a alguno de sus jardineros caros le haría más fácil a Los Angeles perseguir los servicios de Tanaka. Colletti quiere agregar a un lanzador abridor, pero probablemente no estaría interesado en renovar con Ricky Nolasco si el derecho de verdad busca un pacto de cinco años y US$80 millones-como indican los rumores.

Además, los Dodgers tienen interés en retener a corto plazo al dominicano Juan Uribe para la tercera base. Sin embargo, no ofrecerían la clase de contrato de tres años que le dieron en el invierno del 2010-11. Esencialmente, Uribe no rindió durante dicho acuerdo hasta la temporada recién concluida.

Colletti ha indicado que los Dodgers no han platicado con el dominicano Hanley Ramírez sobre un posible traslado del campo corto a la tercera base. El cubano Alexander Guerrero, firmado por Los Angeles, juega ahora mismo con los Gigantes del Cibao como torpedero (su posición natural). Los Angeles tendrá que determinar cuál posición más le convendrá al joven, al igual que si estará listo para Grandes Ligas a partir de abril.