Alex Rodríguez.

PUNTA CANA, República Dominicana - Pese a la suspensión de 211 juegos que pende en su contra y que se encuentra en proceso de apelación, Alex Rodríguez dijo el sábado que tiene planes de jugar en la próxima temporada de las Grandes Ligas con los Yanquis de Nueva York.

"Sí, me siento confiado. Me estoy preparando como siempre, trabajando muy fuerte. Me siento bien saludable, tengo el offseason completo para prepararme", dijo Rodríguez en español a un grupo de periodistas durante la celebración del Clásico de Golf de David Ortiz en este centro turístico de República Dominicana.

Rodríguez, de 37 años, fue suspendido en agosto por su supuesta vinculación con la clínica Biogenesis y además fue acusado por el comisionado Bud Selig de haber violado el pacto laboral. Biogenesis, que ofrecía tratamientos contra el envejecimiento, se encuentra cerrada bajo la acusación de distribuir sustancias dopantes.

Por su apelación, Rodríguez pudo jugar 44 partidos con los Yanquis tras someterse a una operación de cadera y disparó siete cuadrangulares, siete dobles, con 19 empujadas y 21 anotadas.

El antesalista dice que quiere dejar detrás los comentarios que no tengan que ver con béisbol y su plan es llegar listo a los entrenamientos para contribuir en la alineación de Nueva York.

"Hay que salir de todo esto y empezar a hablar de pelota, de las cosas buenas que tiene la pelota de Grandes Ligas y estoy trabajando fuertemente para llegar a los entrenamientos y ponerme en el medio del lineup de los Yanquis", agregó.

Otro antesalista, pero de los Orioles de Baltimore, el dominicano Manny Machado, dijo que espera que su ídolo se ponga el uniforme la próxima temporada.

"Sí, yo quiero que él juegue. Siempre ha sido mi jugador favorito y eso no va a cambiar; no importa si lo suspenden o no. Espero que pueda jugar y darle a los fanáticos lo que quieren ver", comentó Machado.

Rodríguez también se refirió a la partida de su compañero Robinson Canó, quien firmó un contrato de 10 años y 240 millones de dólares con los Marineros de Seattle.

"Estoy muy feliz por Robinson Canó, él ha sido un hermanito pequeño mío. Hemos hablado mucho en el proceso. Lo felicito a él y a su familia, él no solo es un gran pelotero sino un gran ser humano y representante de la República Dominicana", dijo Rodríguez.