PARADISE VALLEY, Arizona-- Los propietarios de equipos de Grandes Ligas y el sindicato de peloteros siguen trabajando en el borrador de una norma que prohibiría las colisiones violentas en el plato.

El jefe de operaciones de la organización de Grandes Ligas, Rob Manfred, dijo el jueves que los propietarios esperan tener una regla en vigor, ojalá esta temporada, pero que las conversaciones están en curso.

Joe Torre, el vicepresidente de operaciones deportivas de las mayores, señaló que la norma, en esencia, se "asegurará de que un corredor no pueda deliberadamente derribar" a un catcher.

Añadió que la mentalidad de los corredores que pasan la tercera base y quieren anotar a toda costa tendrá que cambiar, aunque señaló que seguirán ocurriendo contactos fortuitos a veces.

El jefe del sindicato, Tony Clark, anticipa que la norma se aprobará para esta temporada.

Torre, quien fue catcher, manager y comentarista, dijo que el manager de San Francisco Bruce Bochy le propuso un posible cambio en la norma en 2011 luego de que el receptor de los Gigantes Buster Posey tuvo una grave lesión de tobillo que acabó con su temporada por un choque en el plato.

"Hablé con Bruce Bochy debido a que estaba muy preocupado", dijo Torre. "En su momento, dije que estudiaría todo lo que tuviera sentido, pero de verdad no vi nada que tuviera sentido para asegurarnos de que no afecte nuestro juego de una manera negativa".

Pero a medida que pasó el tiempo y se produjeron más lesiones, la idea de un cambio en el reglamento se hacía más plausible, agregó Torre.