Carlos Baerga.

ISLA DE MARGARITA, Venezuela - Carlos Baerga ha hecho mucho, pero mucho en el béisbol profesional.

El boricua jugó 14 años en Grandes Ligas, destacándose a principios y mediados de la década de los 90. Con los Indios de Cleveland disputó una Serie Mundial en 1995 y, entre otras hazañas individuales, fue el primer bateador en la historia de la Gran Carpa en conectar jonrones desde ambos lados del plato en un solo inning.

En Puerto Rico ha sido campeón como jugador, dueño de equipo/gerente y, desde este año, como manager con los Indios de Mayagüez. Baerga también ha sido monarca de la Serie del Caribe como pelotero y en Margarita 2014 pretende agregar otra corona a su currículum como dirigente.

"Toda la vida mía ha sido de retos", dijo Baerga al hablar de su tarea con los Indios este invierno. "Cuando me llamaron para dirigir a este equipo, yo rápidamente dije que sí. Hay que echar para adelante".

Baerga, quien ha representado a Puerto Rico como jugador y coach en Clásicos Mundiales de Béisbol, se ha unido al gerente general Iván Rodríguez para tratar de ganar el primer título de la Isla del Encanto en Clásicos Caribeños desde el 2000.

Los Indios arrancaron esta Serie del Caribe el sábado con un impresionante remonte ante los Tigres del Licey (R.D.) para ganar en 10 entradas. Sin embargo, cayeron ante los Naranjeros de Hermosillo (México) el domingo. Con marca de 1-1, su próximo choque del martes ante Cuba-con el ex grandeliga Joel Piñeiro en la lomita-será crucial.

"Sabemos que esta serie no va a ser fácil", dijo Baerga. "Pero sabemos que (Piñeiro) está preparado para lanzar ese partido.

"Para lanzarle a Cuba hay que tener un gran corazón y una gran experiencia. Joel Piñeiro tiene experiencia de Grandes Ligas".

METAS PARA EL FUTURO
Esta semana en Venezuela, Baerga está completamente enfocado en conquistar la corona de la Serie del Caribe. Pero más allá de Margarita 2014 tiene metas de mucha altura.

"Quisiera que se abriera una puerta para coachar o dirigir en un equipo de Grandes Ligas; para eso estamos trabajando", dijo el oriundo de Santurce, quien ha sido instructor de Cleveland en los entrenamientos de primavera. "Nosotros los latinoamericanos le ponemos sabor al béisbol. Dirigimos de forma diferente y eso trae fogosidad al juego.

"En Estados Unidos esperamos que esa oportunidad pueda llegar. Esperamos que podamos ser el próximo latinoamericano en dirigir en Grandes Ligas".

Entre todos los papeles que ha cumplido después de su retiro como jugador-incluyendo varios años como comentarista en ESPN Deportes-Baerga afirma que manager ha sido uno de los más exigentes.

"Como dirigente es lo más difícil, porque tienes que convertirte en un psicólogo, un padre y un hermano", expresó. "El capitán siempre tiene que mantenerse arriba. Vienen lesiones, vienen momentos bajos durante la temporada, pero ahí es que tienes que usar bien la estrategia para poder llevar al equipo. Ganar como dirigente es lo máximo que llevo en el corazón".

A SEGUIR APORTANDO EN PUERTO RICO
Mucho se ha hablado en los últimos años sobre un declive en el béisbol puertorriqueño, algo reflejado entre otras cosas en la disminución en la popularidad de la liga invernal de la isla. Pero Baerga ve con cierto optimismo la generación de peloteros que viene subiendo en Puerto Rico.

"Vi mucho talento joven, muchos muchachos que van en ascenso", comentó. "Por ejemplo, (aquí ven) a alguien que creo que va a ser una estrella en Grandes Ligas que se llama Eddie Rosario. Viene Kennys Vargas, que yo le digo el "Big Papi Jr.". Tiene un poder increíble.

"Hay mucho talento en Puerto Rico", concluyó. "La verdad es que quiero ser parte de lo que va a ocurrir en los próximos años".