José Fernández. (Lenny Ignelzi/AP)

SAN FRANCISCO-- Un abogado de José Fernández afirmó que un potente roletazo que golpeó al derecho cubano en un muslo antes de su última apertura derivó en que cambiara su movimiento al lanzar y pudo haber incidido en la lesión por la que debió operarse el viernes.

Fernández se sometió a la cirugía de Tommy John, con lo que no podrá volver en esta campaña.

El abogado Ralph Fernández, quien tiene su oficina en Tampa, explicó el cronograma de la lesión de Fernández el viernes, en un largo comunicado emitido a los medios de Miami. Dijo que el Novato del Año pasado en la Liga Nacional tuvo que modificar su movimiento después de recibir un pelotazo en la parte posterior del muslo por un poderoso rodado de Dee Gordon, el 4 de mayo, cuando los Marlins vencieron 5-4 a Los Ángeles.

Fernández lanzó cinco entradas en San Diego, el 9 de mayo, en lo que fue su última apertura antes de que los Marlins anunciaran que se someterá a la cirugía de reemplazo del ligamento del Codo. La operación se practicó el viernes en Los Ángeles.

"José no tenía un problema previo a esto", escribió Ralph Fernández en un comunicado. "Cuando lanzaba durante el juego reciente contra los Dodgers en Miami, recibió un pelotazo en la parte de atrás del muslo. Ello provocó un cambio totalmente inesperado en sus movimientos al lanzar, que ni el personal ni sus coaches pudieron descubrir".

"Después del juego, hablamos, como siempre lo hacemos. José estaba preocupado por su brazo. Pese a varias conversaciones sobre el tema en los días posteriores, él sintió que, ante la recuperación del primer lugar de la división por parte de los Marlins, no podía defraudar a su equipo. Aparentemente, la lesión era peor de lo que se esperaba. En San Diego, en la tercera entrada, sufrió un evento traumático, lanzó un par de innings más, y lo demás es historia".

El manager de los Marlins, Mike Redmond, dijo antes del juego del viernes ante San Francisco que nadie del club supo de la lesión de Fernández sino hasta su apertura en San Diego.

"Simplemente pienso que esto le daba algunas molestias, entonces debió decir algo y, desde luego, le habríamos dado descanso y habríamos tomado algunas precauciones", dijo Redmond. "En cuanto supimos que sentía dolor en un brazo, paramos su actividad, hicimos una resonancia magnética, analizamos todo y obtuvimos la información necesaria".

Redmond negó que Fernández haya cambiado su movimiento tras el golpe en el muslo.

"Me pareció que lanzaba igual en ese juego después de eso", dijo.

El presidente de los Marlins, Michael Hill, dijo en un comunicado que la cirugía de Fernández resultó bien. Afirmó que el cubano volverá a Miami de inmediato para comenzar su programa de rehabilitación.