ARLINGTON, Texas -- Lonnie Chisenhall produjo nueve carreras, conectó tres jonrones y pegó cinco imparables, Michael Brantley anotó en cinco ocasiones para que los Indios de Cleveland derrotaran por abultado marcador de 17-7 a los Rangers de Texas la noche del lunes.

Sólo otro jugador de los Indios ha impulsado nueve carreras en un partido: Chris James logró la misma cantidad el 4 de mayo de 1991 en una victoria de 20-6 contra Oakland.

Chisenhall dio jonrones de dos carreras en la segunda y cuarta entradas antes de pegar un leñazo por la línea del jardín derecho que trajo tres carreras a la registradora en la octava para dar a los Indios una ventaja de 17-6.

La explosión al ataque de Chisenhall lo pone en una categoría inusual. Es apenas el cuarto jugador de grandes ligas desde que comenzaron a compilarse estadísticas, en 1920, que tiene al menos cinco imparables, nueve empujadas y tres jonrones en un partido, y el primero en lograrlo desde que Fred Lynn, de los Medias Rojas de Boston, lo hizo en 1975, de acuerdo con los Indios.

Cleveland ganó tres consecutivos en una serie de cuatro encuentros tras llegar al estado de la estrella solitaria con la peor marca como visitante en las mayores.

Por los Indios, el venezolano Asdrúbal Cabrera bateó de 6-3 con tras carreras anotadas y el dominicano Carlos Santana se fue en blanco en cinco oportunidades al bate.

Por los Rangers, el dominicano Adrián Beltré bateó de 5-2 con una impulsada y una anotada, el venezolano Elvis Andrus de 4-1 con una anotada y el venezolano Robinson Chirinos de 4-2 con una empujada y otra anotada.