Brady Aiken.

El lanzador de Cathedral Catholic High School (San Diego) no llegó a pactar con los Astros, después de que un examen físico provocara preocupaciones de parte de la gerencia del equipo acerca del codo izquierdo del zurdo.

Es apenas la tercera ocasión en la historia del draft que la selección número 1 no llega a firmar.

Danny Goodwin (Medias Blancas, 1971) y Tim Belcher (Mellizos, 1983) son los únicos otros.

Luego de ser elegido por los Astros, Aiken aceptó un bono de US$6.5 millones el 7 de junio. El 23 de junio se sometió a un examen físico que supuestamente era una formalidad para concretar el acuerdo, pero los resultados hicieron dudar a los Astros.

Más adelante, Houston redujo su oferta a US$3,168,840, lo cual representa el 40% de su valor asignado (US$7,922,100) y requerido para que los Astros reciban la selección número 2 del draft del 2015, como resultado de Aiken no firmar.