Kennys Vargas. (Hannah Foslien/Getty Images)

MINNEAPOLIS - Fue subido por primera vez apenas el jueves, pero el toletero puertorriqueño Kennys Vargas parece haberse afianzado en el roster del equipo grande de los Mellizos.

"Si él se va, voy yo también en el avión", bromeó el manager de Minnesota, Ron Gardenhire, al confirmar su deseo de que Vargas siga arriba. "Hasta ahora me ha gustado verlo jugar. Vamos a tratar de mantenerlo (con el equipo grande) y no creo que eso sea problema".

El novato de 24 años conectó un total de cinco hits durante la serie de los Mellizos contra los Medias Blancas el fin de semana pasado, antes de dar el jonrón decisivo por Minnesota en su victoria sobre San Diego el martes. Dicho batazo fue ante una curva del lanzador de los Padres, Jesse Hahn, que estuvo un poco afuera.

"Si tiras la bola adentro o afuera, no importa", comentó Gardenhire. "Cuando él pone sus brazos bien para el swing, la bola se despega como no creerías posible".

Vargas saltó Triple-A cuando fue subido desde Doble-A New Britain la semana pasada. Gardenhire reconoce que dicho salto podría hacer más difícil la transición a los lanzamientos rompientes a nivel de Grandes Ligas, pero también afirmó que el boricua podría tener suficiente poder para compensar eso.

"Es bien fuerte", dijo Gardenhire. "(Su swing) no es muy largo. Es bastante rápido para llegar a la bola. Es que (Vargas) es bien fuerte".