Bud Selig (AP)

GRAPEVINE -- El comisionado de las Grandes Ligas, Bud Selig, espera que los dueños de los distintos clubes voten la próxima semana para elegir a su sucesor, de entre una lista de tres candidatos.

"Sí, habrá una votación en Baltimore", dijo Selig el miércoles, en referencia al encuentro de propietarios.

Agregó que un panel de siete miembros, nombrado a comienzos de este año y encabezado por el presidente de los Cardenales de San Luis, Bill DeWitt Jr., trabajó en forma independiente para preparar la votación.

"Les dije en su momento que este trabajo era suyo porque, después de todo, ellos tendrán que lidiar con el comisionado. Yo me habré ido", explicó Selig, quien se retirará en enero. "Me han mantenido bien informado, pero ellos han sido bastante independientes y han definido esta lista por su cuenta. Estoy complacido por ello. Ellos hicieron lo que les pedí".

Según distintos reportes, los finalistas en pos del cargo son Rob Manfred, jefe de operaciones de las Grandes Ligas; Tim Brosnan, vicepresidente de negocios de la misma organización, y Tom Werner, jefe de la junta de los Medias Rojas de Boston.

Cuando se le preguntó si esos eran los candidatos, Selig dijo, "la lista es precisa".

El comisionado se ha abstenido de manifestar públicamente su respaldo a algún aspirante a sustituirlo, después de 22 años en el puesto.

Selig habló con la prensa luego de participar en un almuerzo donde se inauguró un torneo denominado 2014 Reviving Baseball in Inner Cities (RBI) World Series, en el que participan unos 300 peloteros de entre 13 y 18 años. Dieciséis equipos disputarán esta semana el certamen en el área de Dallas y Fort Worth.

El encuentro se realizó un día después de que el antiguo dueño de una clínica acusada de vender drogas a Alex Rodríguez accedió a declararse culpable de un complot para distribuir esteroides a peloteros de las mayores y a deportistas colegiales.

Es posible que surjan más litigios relacionados con Biogenesis, tras la acusación de siete personas, incluido el ex propietario Anthony Bosch. Sería posible también que otras personas sean vinculadas con el caso.

"En realidad no me preocupa", dijo Selig. "Hicimos lo que teníamos que hacer. Seremos muy cuidadosos... En realidad, no tengo conocimiento de si viene algo más", comentó. "Estoy orgulloso de dónde estamos. Tenemos el programa de análisis de drogas más severo de Estados Unidos y, ciertamente, del deporte estadounidense".

Esta semana se cumple un año de que Rodríguez figuró entre 13 peloteros sancionados por las Grandes Ligas como resultado del escándalo de Biogenesis, dos semanas después de que Ryan Braun había aceptado ya una suspensión de 65 partidos.

Buena parta de las otras sanciones abarcó los últimos 50 juegos de la temporada anterior. Rodríguez apeló su castigo, más largo, y ha quedado fuera por toda esta temporada.