Corea del Sur venció a Japón para avanzar a la final. (Matt Slocum/AP)

SOUTH WILLIAMSPORT, Pennsylvania -- Joshua Houston sobrevivió a un titubeante inicio para lanzar cinco entradas y también remolcó la carrera del empate con un sencillo en el quinto inning para guiar a Chicago a un triunfo el sábado 7-4 sobre Las Vegas en la final de Estados Unidos en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

El equipo de Chicago se medirá en el juego por el campeonato el domingo ante Corea del Sur, que venció 12-3 a Japón en la final internacional.

Abajo 3-0 luego del primer inning y 5-4 al entrar en la parte baja del quinto, Chicago anotó tres veces para ganar el encuentro. El sencillo de Houston igualó la pizarra luego de dos bases por bolas. Las otras carreras llegaron en una jugada de selección y un error.

Ed Howard subió a la loma a cerrar el encuentro por Jackie Robinson West, equipo miembro de una iniciativa de promoción del béisbol por parte de las Pequeñas Ligas en zonas urbanas necesitadas, en este caso el South Side de Chicago.

El sencillo de tres carreras de Don Wan Sin ayudó a Corea del Sur a vencer al campeón defensor Japón. Corea del Sur tuvo un ataque de siete carreras en el segundo capítulo con apenas dos imparables. El primero en el orden, Hae Chan Choi también remolcó dos carreras con doblete en esa entrada. Terminó de 4-2 con tres llevadas al plato.

Gracias a tres bases por bolas, junto con una mala jugada en el plato, los coreanos tomaron la ventaja decisiva.

"Anotar siete carreras facilita las cosas", dijo el manager coreano Jong Wook Park.

No fue hasta el tercero que Japón conectó su primer hit. Ya fue demasiado tarde cuando los japoneses anotaron una vez en la cuarta y dos en la quinta.

"No pudimos frenar su impulso y tuvimos una situación desafortunada", señaló el piloto de Japón, Junji Hidaka.

Corea del Sur disputará su tercer juego por el campeonato, luego de ganar en 1984 y 1985. Park dijo que su equipo no está presionado.

"La gente en casa solo nos apoya", señaló. "Quisiéramos ganarlo todo, pero estar aquí ya es un triunfo".